miércoles, 23 de mayo de 2018

PROLOGO: EL PIÉLAGO DE LOS VERSOS


                                     BIOGRAFÍA LOLA MARTINEZ


Lola Martínez, nació en Tobarra (Albacete, España) el 16 de marzo de 1957 y reside en Vilamarxant (Valencia). Cursó estudios de Historia y Diplomatura de Enfermería en la Universidad de Valencia. Es cofundadora de la editorial Derzet i Dagó donde dirigió la colección de poesía escrita por mujeres, y también de la Asociación de Escritores en Red Marqués de Bradomín de la que fue vicepresidenta hasta 2011. Perteneció al grupo de poetas “La Literonáutica” y “El Literonauta” desde las cuales difundió la poesía escrita por mujeres y participó en el programa de “poesía en las calles”, auspiciado por los Ayuntamientos de Villena y Burujón. Actualmente dirige el taller de poesía de la Asociación Cultural Azahar de Vilamarxant (Valencia).
En cuanto a narrativa, ganó el primer premio en el concurso “Un minuto de amor” de Radio Cinco (RNE) con el cuento “Café del tiempo” y ha publicado cuentos en “Antología de microcontes” (EDT Oikos, Barcelona)
Ha publicado los siguientes libros de poemas: “Bruixes- Brúixoles” (EDT Derzet i Dagó), “La voluptat del groc” (EDT Derzet i Dagó), “Catavientos” (EDT Betania), “Las piernas de la libélula” (EDT Visión Libros, colección Li-poesía) ,“Sayal” (EDT La Cuadrilla de la Langosta) y Sinécdoque (EDT ENR-ACCI)
 Entre sus publicaciones colectivas destacaremos: “Homenatge als trovadors”, “Homenatge a Joan Brossa” y “Vint-i-una poetes valencianes”en la EDT Forest D’arana; “Doce más uno” EDT Minor Netwok (Toledo); “Mujeres Poetas en el País de las Nubes” EDT Centro de Estudios de la Cultura Mixteca y  “La mujer rota” de Literalia Editores (México),”Arte poesía y ecología”(NY), “La red del desierto” (Chile-España) entre otras.

----------------------------------------------------------------------------------------------------



PRÓLOGO POR LOLA MARTINEZ
Prologar un libro es un honor y a la vez una gran responsabilidad, debes ser la guía para la lectura. Espero que así sea en este caso. Sólo al leer el título, ya algo suena diferente y crea curiosidad, “piélago”, palabra que viene del griego y hace referencia al mar profundo. De esto trata el libro, el mar es el receptor, aglutinador de lo que María considera importante.
Al empezar el libro, te llama la atención la dedicatoria; es una declaración amorosa en todas las manifestaciones posibles de este sentimiento. Pasas la página y seguimos con otra declaración, esta vez equipara la vida y la poesía.
El mar será el vehículo para introducirnos en el amor, la palabra y el tiempo, que son las constantes que definen la poética de María. Su anterior libro “El tiempo muere en la palma de mi mano” es el prólogo de este piélago en el que nos vamos a mover.
-En la primera parte “Renacer al amor, lo que la vida nos regala”, el mar nos adentra en los días, las estaciones, los sentimientos y los colores, como cito a continuación:
en un altar de nubes
la vida yace en múltiples colores”.
Nos habla de la importancia de los versos diciendo:
“aquellos que fueron escritos con agua y arena
aquellos que avivan el fuego del universo”
Hay que destacar, que tras el título de cada parte y al final de algún poema, encontramos textos en prosa poética, tan interesantes y bien escritos como los versos, que hay que leer atentamente. Cito uno de esos textos:
“He nacido tantas veces, que no quiero morir más y a mi vida le puse una tuerca de ida y vuelta…….. y mis poemas en latas de conserva”.
Encontramos en esta primera parte versos tan inquietantes como “saladas sombras”, “se han callado los silencios” o “porque tengo miedo a vivir con los sueños rotos”. A partir de aquí el imaginario de María va creciendo, como en el poema “Azul”, donde define con ese color a la persona amada, el mar y el cielo.
Sigue tentándonos a la lectura con versos como los siguientes:
“si yo fuera tu amante…!   
si tú fueras el mar y mi boca marea”
Encontramos en esta parte del libro, la embriaguez, ya sea por licor o la que produce el amor, consecuencias una de la otra y viceversa que nos genera un gran estado de felicidad y así lo escribe la poeta:
“Porque yo te quería,
Bebí el licor que rebosan tus labios”.  
-En la  segunda parte Lo que la vida nos arrebata”, María no se deja llevar y se reconoce en su madre, en el amor que nunca llega tarde e incluso en el desamor, y dice: “quisiera arrancarme la vida a pedazos”.
Pero la vida sigue su curso, como vemos en el poema “Allí quedo todo”, donde aparece ese hotel que se queda con una parte suya, cuando se va y sabe que no va a volver; allí quedan esos días vividos y estos versos que  describen el sentimiento perfectamente:
“En la puerta del hotel
queda el vacío, aún caliente”.   
Pero no sólo el amor trajo pérdidas. Siguiendo la lectura aparecen, el olvido y la costumbre, a pesar de lo cual, María, no está dispuesta a que le arrebaten los sueños y convierte el mar en su referente cuando se lleva las miradas y le devuelve la vida. El siguiente verso, de gran solidez, nos habla de las consecuencias del desamor:
“ya, sólo eres el agua y la mentira”
-En la tercera parte pasamos de su imaginario pasado al presente, el hoy, con el título “Lo que la vida nos enseña”, tras los fracasos, errores y pérdidas, nos encontramos un volver, no ya como un paso atrás sino como poner en práctica lo aprendido, un nuevo comienzo y la posibilidad de otro amor, como vemos en la siguiente cita:
“contigo siento la lujuria de la vida:
tus gemidos y mis latidos”.
Sus hijos, aportan la serenidad en su vida, al igual que los amigos que son y los que vendrán, la música que necesita como el aire. El futuro que quiere nos lo identifica en su nieto, del que nos dice:
“cantos de amor sin lagrimas
y llantos de esperanzas”
Los reencuentros que dan vida a la memoria y un homenaje a Violeta Parra, es solo una pequeña parte de las cosas que encontraremos en este “Piélago de los versos”. Quiero volver a incidir en la reflexión que añaden los textos en prosa poética que dan más sentido al poemario y que son el reflejo de una vida hecha poesía, de una buena literatura que es de lo que se trata este gran trabajo de María. Hay que disfrutarlo.  

Lola Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario