POEMAS ERÓTICOS

----------------------------------------------------------------------------------------------------


FANTASIA Y DESEO
 ( Dedicada al genero más seductor en el mundo de las letras: LA POESÍA)

Ella es el volcán
que encienden mis fantasías,
aire juguetón que aviva
el brillo de mis mejillas,
la gracia que  mi cuerpo
mueve con simple armonía.

Yo soy,
la erupción que explota
y muero en altos deseos.
Me arrastro como la lava
y llego al mar de los sueños.
Allí quedo en silencio.
Porque ella es...
Sólo, fantasía y deseo.
Marí@ Sánchez, 2013

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

SUDOR Y DESEO

Hoy doy vueltas y vueltas
en una cama rebosante de esencias.
Busco huellas  escondidas,
perfume que me seduce.
Hoy, en mi cama,
solo hay sudor y deseo.

Busco  el triángulo opuesto a mi sexo,
busco el perfume a tabaco sobre un rostro,
el olor  a  wisky de un beso.
Una camisa abierta,
Un  pecho que me seduce…
y mi  lengua  lame cada uno de los sentidos.

Recorro tus pechos y el latir me lleva hasta tu boca,
me recargo  con  tu  aliento
y bebo de tus labios el dulce licor
que desprendes del placer boquiabierto.

Mis dedos  dibujan cada segundo
que tus muslos  aprisionan
fuertemente  sobre mi cuerpo.
  
Busco el perfume de tu pubis
entre mis dedos,
y cierro los ojos para disfrutar  el momento.

Calor…calor.. calor
 y el sudor resbala por nuestras  mejillas.
Nalgas apretadas que luchan por ser saboreadas.
Mi lengua  recorre caprichosamente tu cuello.

Somos dos cuerpos perdidos en el coito,
envueltos  en  quejidos de gozo,
prendidos en  todos los sentidos.

Mari@ Sánchez, verano, 2014
Resevados los derechos


----------------------------------------------------------------------------------------

A ORILLAS DEL MAR

Estamos en la  playa
muy cerca del agua,
nos tumbamos  en la arena.
El calor que aprieta y el sol
que  deslumbra las horas inciertas.

Ahora no hay nadie,
tan solo tú, 
yo y huellas en la arena.
Quietos en la orilla,
las sombras nos contemplan.
Ya todo nos sobra…
la brisa nos envuelve y el deseo aprieta.

Desnudos nos miramos y nos buscamos,
cada vez más cerca,
cada vez más hundidos,
cada vez más…prendidos por susurros
que encienden los sentidos, 

cada vez más… mis pechos con tu lengua se enredan,
cada vez más…el fuego  aprieta.

Somos un cuerpo que se refleja 
en la mañana traviesa.

Vueltas y  vueltas… y vueltas,
 envueltos en olas y arena
queriendo apagar la dicha que quema.

Mi boca que lame tus pechos,
tu boca que lame mis labios…
 Mi  boca que tiembla,
mi boca que susurra y muda se queda.

Mientras, nuestros cuerpos,
desean acoger a la mar  inmensa.

Te quiero…te quiero… te amo.
  
Me estremezco,
fundirme quisiera
con el calor de tu cuerpo…
y tú, con tus gemidos, apagas mis fuerzas.

La playa es nuestra,
sólo las gaviotas nos miran
 y las olas que nos tapan,
 apagar no pueden
tanta dicha que nos quema.

Mari@ Sánchez, 2013
Reservados los derechos
----------------------------------------------------------------------------------------------------------


DESIERTO DE VERDE HIERBA

Perdidos en un desierto de verde hierba,
te siento cerca, muy cerca.
Me pierdo  en tu  cuerpo
convirtiéndonos  en un solo  latir,
dulce amor que nace entre  miradas y  deseos.

Lo eres todo, estoy  atada a tu amor.
Puedo sentir tu mejilla en mis senos,
temblando, besándonos,
revolcándonos en una mullida cama.

Ese calor que me hace perder la razón,
calor que me hace vibrar hasta enloquecer.
Calor, ahora causa de mis deseos.

Te beso…
Te beso apasionadamente una y otra vez…
Encuentro tu lengua recorriendo los rincones de mi boca
intentando beber el licor desparramado
entre sábanas de seda.

Eres agitación pura
que resplandeces  en mi pecho.
Destino  mis labios
sobre tu cuerpo,
y recorro tu cuello, tus ojos.
Tus manos  amasan  mi piel canela.
Mis manos  se clavan en tus nalgas.

Nuestros corazones latiendo
es un conjunto de compases y melodías
bañados con deseos fervientes de pasión,
que nos incitan a besos y caricias.
Somos un volcán que explota
en un desierto de verde hierba.

Fuentes cristalinas que manan  amor
en un oasis de turbulentas aguas:
Suspiros entrecortados,
silencios y pausas ,
gemidos y balbuceos…
Se funden y penetran con los  deseos
 de dos cuerpo entrecruzados,
extasiados por  el gozo y la dicha.
La plenitud  eterna llega a  nuestros cuerpos
con los más íntimos de los placeres
y las más bellas sinfonías de  jadeos
que nacen del lenguaje de los amantes,
de la sed de mi desierto
y tu cuerpo  que quema.

Cuando llega la calma
las sabanas se convierten en arena muy fina
y mi piel con la tuya en seda.

Marí@ Sánchez, Julio 2014
(Reservados los derechos)



No hay comentarios:

Publicar un comentario