jueves, 4 de diciembre de 2014

Cuando...

                                                                 



Cuando el silencio sea el sonido
de los latidos vividos,
la respuesta a mi corazón
por todos los momentos compartidos.

Cuando la soledad sea la compañía
que tu presencia me brinda;
Cuando las idas y venidas sean
las líneas paralelas
y cruzadas en los bordes de  los abismos;
Cuando el eco sea el grito
que se encuentra
en la intimidad de mis huesos;
Cuando lo agrio y lo dulce
se mezclen en el vaso de la vida;
Cuando se derrame la última gota
y sea la palabra, simplemente:
“Gracias”.

Gritare un: “Viva la vida”.

Cuando todo marche hacia atrás;
Cuando contemos los números
desde el infinito hasta el cero;
Cuando las palabras sean gemidos
que hablen sin fuerzas;
Cuando el reloj haya dado
la ultima campanada;
Cuando la soledad sea la compañía
de dos manos apretadas.
Cuando el amor haya llenado
todos los vacíos…

Y al final del camino
“SOLO TU”, como único destino.

Esta será mi respuesta,
mis palabras al tiempo:

“Ha sido un placer
el haberla compartido contigo”.



M. Sánchez/mayo 2013
Reservados los derechos.

( Poema recitado en el III Encuentro de Poetas Andaluces de Ahora, Granada 2014.Acompañada de la guitarra de José Antonio Lavado del Pozo y dedicado a Ana M. Mellizo) 

jueves, 20 de noviembre de 2014

CADA MAÑANA, A la música...


Cada mañana
Fijo mi mirada en el horizonte
en un paisaje único,
en un cielo limpio de nubes.
Es el viento, es el aire, es la luz.
Un mar que me transporta  y me dejo llevar
hasta llegar a la arena donde reposa mi cuerpo
y una brisa me estremece, me seduce,
me rodea por todas partes…

Me limpia y me silban  esos sonidos
y a través del  rayo  de sol
me lleva hasta esa fuente de energía
donde se funde lo terrenal con lo espiritual.

Imagino como sus dedos
tejen acordes de cristal.
La escucho… la huelo… la siento.
Dejo que la música me envuelva.

Esa fuerza  llamada ALMA… Vida…Cielo..

Mari@ Sánchez, noviembre 2014
Reservado los derechos

Todos somos...



Todos somos 
como un monumento o un árbol
de gran calidad y belleza 
que el paso de los años va marcando.
Nuestros pies nos unen al suelo que pisamos
como las raíces a la tierra.
Nos alimentamos del agua,
respiramos el mismo aire
y el universo entero
nos regala la magia
de los días y las noches,
sin hacer distinción en la naturaleza
entre plantas, personas o animales,
entre el cielo, el mar o la tierra.
Cuidemos de ellos, 
no dejemos ruinas ni desechos
en el interior de otros corazones. 

Mari@ Sánchez/nov. 2014
Derechos reservados

lunes, 20 de octubre de 2014

La mañana en Sevilla...




Cerré mis ojos…
Paseaba  por unas aceras de la despierta ciudad....
Nos alimentamos del azahar exprimido
que a primeras horas de la mañana,
entre los rayos de sol y el rocío,
eran repartidos en terrazas de bares.
Tantas  historias encierran los siglos,
que los naranjos danzaban al compás
y   con tanto entusiasmo eran confundidos
por los grupos de turistas que aplaudían
la alegre musiquilla  que ofrecían  los patios.

Recorrimos el colorido barrio de laberintos,
  calles con salidas a una Plaza
donde un Murillo alzaba su virgen al cielo,
donde un poeta en cada esquina
despertaba al Bécquer  más romántico,
donde en un jardín descansaban los sauces
y con sus arrugadas  cortezas de  centenarios
invitaban  a grabar tanta dicha de belleza.
Unos cisnes  nadan en la  serenidad y el silencio                    
y me recuerdan   que el amor y la libertad…
se dan la mano y siguen  los latidos del camino.  


Marí@ Sánchez, octubre, 2014
Reservados los derechos

jueves, 25 de septiembre de 2014

La mala hierba...


Libres poetas al antojo de unos versos
olvidados en el tiempo aletargado,
se apretaron tanto en un abrazo,
que volaron  libres mariposas
y los corazones se enredaron.

En el jardín del pasado hay un reloj de arena
describiendo la vida en poemas disipados.
Hoy amanecen  revueltas las letras
y recordando lo que se había olvidado.

Aconteció   el tiempo de memorias infinitas,
 prometiendo el adiós de las eclipsadas sombras,
y  quedaron en  la eternidad entumecidas.

No se arrancó  de raíz  la mala hierba
y las heridas sangran en el camino postergado.
Desnuda el amanecer un otoño   
los recuerdo de un corazón alentado.

Las hojas secas, con la lluvia y el frio,
poco a poco se van amasando.
En cada primavera, a toda planta,
le brotan  nuevos tallos
y florecen en los arriates,
entre las yedras y los geranios,
lo que es estierco y arena fina
que el viento dejó  arrinconado.

Mari@ Sánchez, septiembre, 2014
Reservados los derechos.



miércoles, 3 de septiembre de 2014

Loco tren que marcha...



Mientras el tiempo va muriendo
en las vías del destino,
van pisando mis pensamientos
cada segundo del andén recorrido
sin poner pausa a los sentimientos.

El horizonte estalla en mil colores,
el sol ha borrado al silencio.
Ya el pasto desaparece
entre la arena caliza del camino.

Ya el silbido  se vuelve inconfundible,
el barro en las salinas se ha secado,
las vías  siempre llevan el mismo sentido
y la brisa dora los años pasados.
Las ilusiones se esconden entre nubes
y la tarde lentamente va callando,
como cae la mañana y tus ojos.
Los míos,  como una mariposa van volando.

Ya se secaron las lágrimas,
la estación se va perdiendo
con la tempestad del  levante
y los sollozos de recuerdos.
Los suspiros de mí se adueñan
mientras las pisadas se van borrando.
Solo polvo es  tu presencia y la mía,
poco a poco, nada va quedando
 en el mapa de  la soledad y la existencia.
Loco tren que marcha repleto de sueños olvidados.

Viajo en el último vagón…
Con billete de clase secundaria.
Agosto se va alejando,
Septiembre se acerca
dejando atrás el verano.
Se deshojara el otoño,
templara  el invierno cansado
para volver a nacer entre el romero
y el tren,  volverá a la estación del poblado,
cada día…en la monotonía,


día tras día esperando el adiós y los abrazos.

María Sánchez, agosto, 2014
Reservados los derechos



jueves, 28 de agosto de 2014

Vete...


    

Vete de esta sin-razón
que habitas a cada momento,
vete de este mundo que creaste
atrincherando las ilusiones
con caricias y besos…
De esta cama de amor
por donde paseamos los cuerpos.
Que  la luna apague  la luz
y se lleve los  bellos recuerdos.

Vete de este corazón,
ya… no tienes el poder,
dejas que se purifique con cada latido
y se tiña con el tiempo mi sangre.
Dejas que se vista de color el odio,
la realidad de mis lágrimas manen,
sobre la soledad de mis labios
y que mi sombra a oscuras camine
por pasillos y laberintos.

Ya no eres el licor o el vino
que con prisa  calmabas mi sed.
Ya, sólo eres el agua y la mentira,
que he de dejar correr
entre la realidad y la despedida,
fingiendo lo que no se puede dar sin querer.

Ya no hay amaneceres ni razones,
ni llantos en la habitación de un hotel.
Ya no eres el placer de  los  sentidos
donde se  desnudaba mi esperanza mes a mes.

( M. Sánchez, 25-6-2014) 
Reservados los derechos

jueves, 17 de julio de 2014

Luchando con la Vida...



Aquí, delante de un portátil, 

como la que está delante de un espejo,
este me susurra y con incertidumbre escucho.
Aquí, delante de un reloj que marca minutos muertos… 
Imaginando como el mundo gira y gira.
Aquí, frente al mar, donde no se divisa el puerto,
perdida en el vaivén de las olas,
esperando que amanezca el invierno.

Aquí, haciendo frente a la vida,
sintiendo como se lleva la lealtad de las personas.
Aquí, haciendo frente al cinismo, a las críticas...
Me sumerjo en las aguas de mis sueños
y tirito si el amor no está en ellos.

Aquí, delante de la vida
que me hace brotar manantiales de lágrimas
cuando me rompe el corazón.
Siento como se lleva tantas ilusiones
y la voluntad de amar en este universo.

La vida me arrebata tantas cosas!!!
Siento mil batallas perdidas,
pero… sigo luchando en esta guerra,
perdida en el paisaje que dibujan mis pensamientos
y ante las exigencias de cualquier naturaleza,
porque mientras tenga vida,
la vida… no me arrebatará mis sueños.

María Sánchez- Julio 2014
(Resrvados los derechos)

domingo, 6 de julio de 2014

Estos ojos...


Estos ojos que te amaban
y   con sólo mirarte te desnudaban.
Estos ojos que te subían a montañas soñadas
y  a la mar en calma.
Estos ojos que te desbocaban
y te llenaban de  la paz que te  confortaba.
Estos ojos que te deslumbraban
llenos de sinceridad y sosiego del alma.
Estos ojos que te lloraban y te lloran
porque te aman…
Estos ojos no pueden desprender odio.
No… sólo impotencia y pena,
rabia y desconsuelo,
al oír unas palabras que acusan y condenan,
despojando a un corazón de su ego
y  a una extraña mirada
con  notas teñidas de azul y negro,
donde los principios no tienen que ver con la dignidad
y quien abrirá los ojos primero.

María Sánchez 11-5-2014
( Reservados los derechos)

Frente al mar...

Versos del poema: "FRENTE AL MAR"


sábado, 5 de julio de 2014

Nos encontraremos...


Nos encontraremos
bajo un cielo estrellado,
cuando eches los visillos
entre encajes blancos,
en penumbra y en silencio;
Cuando entre quejidos cierres los ojos
porque en la soledad sentirás el frío
y, al despertar notaras  mis manos,
al nacer el alba, al sentir el vacío.

Y yo estaré allí,
en el infinito de los espacios,
en la grieta de una lágrima,
en el temporal de palabras.

Nos encontraremos,
al cruzar las miradas
cerraremos  los ojos
entre un vendaval  de canciones.
Ahogando un suspiro
me pedirás que te abrace.

Y nos encontraremos…
En el reversos de un sueño,
en el recodo de un beso.


María Sánchez-  5-7- 2014
( Derechos reservados)

domingo, 29 de junio de 2014

Hoy he vuelto...


                                      

  
Hoy he vuelto a esta isla de versos,
ansiosa huelo el perfume de algas,
oigo el susurro de caracolas
que poco a poco se mezclan con la fuerza del viento
y la realidad nace sin llorar
aplaudiendo las risas y los  lamentos.

Hoy  he cosido y he puesto remiendos,
he cerrado mis ojos para sentir la oscuridad
y quedarme con el corazón al descubierto
llenándolo de sentimientos inocuos,
he borrado las huellas y construido pasadizos secretos.

  Hoy he vuelto a bostezar
extendiendo mis brazos al infinito,
ondeando banderas sin cesar,
dejando atrás ciudades y puertos.
Hoy vuelo con  las gaviotas en alta mar,
mientras espero el barco de tiempos adversos.

Hoy he borrado del cosmos los nombres
y he diseñado un mundo mágico,
abstracto como cierto,
donde no hay palabras,
sólo miradas de deseos,
sábanas frías sin prejuicios ni rencores
y adiós de recuerdos.



María Sánchez -16-6-2014
( reservados los derechos)

lunes, 23 de junio de 2014

Se vistió mi cama de rojo...

                  

Se vistió mi cama de rojo,
entre el blanco satén de sabanas de algodón
y  el perfume de rosas abiertas,
con olor a azahar de primavera
y el atardecer de brisas marinas
de un verano que comienza.

Entre el sudor y lágrimas,
gemidos y susurros
de un amor que agoniza
entre pétalos de flores
y otro que mis manos acarician.

A pleno sol mis labios se queman
y se va deshojando como una margarita.

Va el pudor penetrando con los cincos sentidos
donde las fronteras no son impuestas
y los besos abren el camino
donde los muros no son de piedras.

Los besos rompen en la arena,
las olas rompen en mi cuerpo,
la fuerza abre el deseo y el coraje.
Porque el corazón a cada latido se derrama,
porque el corazón vistió de rojo mi cama.


María Sánchez 16-6-2014
(Reservado los derechos)

jueves, 19 de junio de 2014

Frente al mar...




Nos sentamos frente al mar,
compartimos el té de la tarde.
Reímos y recordamos, 
compartimos el sonido y la brisa
  de  un ritmo muy lento.

Sentimos caer los rayos del sol
iluminando nuestros cuerpos.
Al compás que acariciaba tus manos
sentía la desolación de las mías.

Mirarte, observarte…
Te confundía  con el mar,
tu serena  mirada
me estremece y me hace olvidar
la frialdad del pasado.

Soy una mujer en la orilla
suspirando entre olas de sueños.
Quiero conquistar y despertar
tus ojos húmedos de secretos

y  sentir una caricia entre la magia de la tarde.

María Sánchez ( Reservados los derechos)

Dibujar en la arena...




Busque en el abismo
de un inmenso mar
donde las gaviotas de cristal
alzaban sus alas para aprender a volar,
donde las sirenas
cada noche paseaban
por la orilla huyendo de la soledad.

Llegué cuando  la niebla dormía
y desnudé mi cuerpo
para pasear  tras las huellas
que dejaste tras tus pasos.
Busqué  entre la arena algas
que se confundían con tu cobrizo pelo
y el perfume inconfundible
del agua que hechiza mis sentidos.

Sola estoy en esta playa,
sin barca, sin bagaje …
vacía de sueños,
con tu nombre en mi sienes.

He dibujado en la arena un corazón,
dentro me quedé.
He tirado al  agua los barquitos de papel
que construí con tus recuerdos.
Mientras, la brisa me acaricia,
y las olas me abrazan…

Todo queda en silencio.

María Sánchez ( Reservados los derechos)

viernes, 23 de mayo de 2014

La lluvia me acompaña...



Llueve fuertemente sobre los tejados sonoros de un patio
y el salpicar hace ecos continuos de suspiros.
La soledad habla,
gritan los silencios contenidos
y sale la lágrima
porque el recuerdo yace escondido.
Extiendo mi brazo y encuentro  el vacío
en el lado izquierdo de mi lecho,
el vacío entre enredos de unas sábanas,
el vacío de tu aliento y el frio del silencio.
Una mejilla que se apoya sobre la almohada.
Se contiene el suspiro,
sale la lágrima...
La lluvia me acompaña.
M. Sánchez 22/5/14

viernes, 4 de abril de 2014

Te busco y no te tengo...



Camino por el barranco que forma mi cuerpo
abro la boca, trago el aire
y hago surcos de caminos,
que entre mis dientes se duermen
volviendo a la misma canción.
Bailo con los recuerdos,
te busco y no te tengo
y quisiera arrancarme la vida a pedazos.
Heladas de frío me buscan
las hojas de nostalgias
para acurrucarlas sobre mí pecho
y arden los bosques con mis suspiros,
Atrás se perdió el verano
entre sudor, sal y brisa.
El verano que no engendró pasiones,
sólo puestas de sol tras la ventana
que dejan caer la música de blus
o nanas aterciopeladas.
El verano que no gestó ilusiones,
donde te busco y no te tengo
y mis manos siguen amasando
tu cuerpo despechado, ceñido.
Y con los ojos abiertos
recorro tus muslos y tus pechos,
impregnados del perfume embriagador
y culpándome cada vez más,
soledad tras soledad,
por vivir un amor sin sueño
porque en él te busco y no te tengo.


(María Sánchez, marzo, 2014
Reservado los derechos)

Caminante al vuelo

                                                                                               
     
                                                            “…Al andar se hace camino, 
               y al volver la vista atrás
                    se ve la senda que nunca
                    se ha de volver a pisar…”
                                                                                                                                                                                  (Antonio Machado)







Los pájaros formaban  pentágrama
en los alambres que se alzan al cielo;
las cigüeñas en sus nidos
ponían la nota final
y los árboles cantaban
con voces angelicales
al compás del trino
y el repique de campanas.
Los eucaliptos y los almendros
me traían los aromas que aspiraba.
Los conejos  y las perdices
jugaban en aquel prado
y el agua corría firme por los arroyos.

En el barro endurecido del camino
mi vista seguía las pisadas
de  los ojos que sueñan
en las tardes  lentas de silencio
y  miradas eternas.

Me sentía libre,
los recuerdos me invadían.
Veía que estaba cerca,
muy cerca de aquel pueblo
donde todo era un coro de monotonías.

Por un instante paré para ver
como los pájaros alzaban de nuevo el vuelo
y te vi con ellos, surcando, una vez más,
el camino hacia el jardín del anhelo,
marcando el horizonte
con la magia de tu dedo.

Me quise quedar en  esta dichosa vida
donde  habita mi mente,
para hacer frente a los  miedos
que nos hacen esclavos
y nos atrapan en los sueños.


(María  Sánchez,  2014. Este poema ha sido inspirado para la escultura de Ernesto Aladro, "EL CAMINANTE" 
¨ QUIEN CONMIGO VA ¨ 
Exposición de escultura con los poetas de Jerez . -
Un dialogo entre los poetas y el escultor Ernesto Aladro sobre el ser humano . -

Sala ¨Pescadería vieja ¨ inauguración , viernes día 7 de Marzo, 2014)

sábado, 8 de febrero de 2014

Donde mi grito sea eco...


Fui niña en el silencio
sin la dicha merecida.
Me hicieron subir a gatas
por el árbol de la vida,
la corteza se me clava
entre las piernas y las manos.
Nadie me enseñó cómo llegar
a la cima, a lo más alto.

No fue mi  infancia
de  cuentos de  princesas,
ni de  bellas durmientes,
ni de hadas y cenicientas.

Fui el triste ángel negro
con alas blancas y rotas
y mi cara una flor  roja
de timidez  muda y ciega.

Deshoje las  margaritas
que yacían en los campos,
cumplí bellas primaveras
con los miedos y fracasos.

Escribí  poemas
en  papeles mojados
y en tardes de melancolía
narré historias de amor
de príncipes encantados.

En tazas de porcelana
guardo la esencia de la vida
y canto con mi triste voz
                       la fe de mi alma cautiva.                                                                              
Después de todo lo vivido,
en un mundo de  dolor,
recojo mis pensamientos,
lucho por seguir
hilvanando  los recuerdos,
endulzando  las derrotas
y le pongo plumas a mis sueños,
los echo a volar
buscando horizontes nuevos
donde mi voz sea grito,
donde mi grito sea eco
y proclamar la victoria
arrastrada por los vientos.


(M. Sánchez, octubre, 2012)

jueves, 30 de enero de 2014

EN ALGÚN LUGAR DEL MUNDO- Dedicado a la Paz




En algún lugar del mundo,
en los principios y en los fines,
en los comienzos de los siglos,
en los pueblos que luchan,
en la sociedad que vivimos,
en las normas y en la leyes…
Existe la PAZ?...
Yo me pregunto…

Busco en la lucha de la vida,
en las manos unidas,
en las huellas  y el olvido,
en la justicia de los hombres
y en la respuesta de los sabios.
Nadie supo responderme.

Busco en la sencillez de las cosas,
en el silencio de un grito,
en el suspiro de las almas,
en un corazón partido,
en el canto de la naturaleza
y en la sonrisa de un niño.

Allí encontré la Paz,
que grita en medio del mundo,
como  puños que se alzan,
entre  amor sin lágrimas
Y llantos de esperanza.

(M. Sánchez, 30-1-2013)  Reservados los derechos