domingo, 21 de mayo de 2017

Tal vez...


Tal vez, mis fantasías interrumpan un tiempo
que la noche duerme
y perdida llame a tu sueño.

Tal vez,  la noche, 
me ignore cuando implore tu nombre,
y tu, sin saberlo,
calientes mi cama acariciando los silencios,
 entre  sabanas frías seas solo un polizón
que acaricias y tapas mis heridas.

Tal vez, la lujuria que mi cuerpo retiene y aborda
sea solo el desboco de la edad y la soledad
del que este cuerpo se despoja
mezclando el sudor que desprende el amor.

Tal vez, seas el depurar de todo,
el glacial que rejuvenece mi mente
para compensar todos los años perdido
que produjo las canas de mi cuerpo.

Tal vez,  te cruzaste en mi camino,
y seas el corazón anhelante
que cure el mío…
Nos espere el largo viaje
para recorre el tiempo
de kilómetros, del día a día…

Tal vez, seas la estrella,
esa luz que tan arriba ilumina y guía
 en tantos momentos de soledad
que componen la existencia de toda una vida.

Tal vez, seas el resplandor
de mi alborada perdida,
la primavera que viene a abrir las puertas
de esta alma, tanto tiempo a la deriva…

Tal vez seas realidad,
Tal vez seas…
Solo fantasías.




​M. Sánchez/ 2017​
Reservados los derechos

miércoles, 10 de mayo de 2017

El amor...



Qué es el amor???...

Me pregunto tantas veces...
Qué tiene que todo huele a primavera
y en sus brazos,
nos sentimos como niños:
lloramos y reímos
saltamos, corremos...
cantamos y bailamos...
Todo se despierta en las profundidades,
hay magia en el intimo yo
tapando las grietas desoladas
de la soledad y el dolor...
De repente todo es poesía
Qué tiene el amor???...
M. Sánchez/2017
Reservados los derechos

jueves, 6 de abril de 2017

Mi memoria...



Mi memoria es un túnel
donde cohabitan los recuerdos…
Aunque pasen los años
y siga bostezando el tiempo,
yo buscaré el calor de tus abrazos,
me acurrucare con el aroma de tus manos…
y cada noche entre mis sabanas
seguirás siendo  la luz del faro
que ilumina los horizontes nuevos

en las tardes rosas de mares azulados.

María Sánchez/ Abril, 2017
Reservado los derechos

jueves, 30 de marzo de 2017

La metamorfosis del amor...


El deterioro del tiempo,
como un piélago de olas apasionadas
se apodera del atardecer, 
nace frente a los acantilados,
al compás del color y la música 
que el mismo ritmo produce,
navega hasta la orilla de La caleta
y camina por el mapa desintegrado
de la palma de mi mano.

La espuma se esfuma con la sal,
la brisa y el calor se penetran
y se produce el coito
entre el alma y el corazón,
son dos mares en dos orillas opuestas
sin diferenciar idioma,
raza ni religión…
solo con mirasen a los ojos,
el viento los arrastra,
y entre el atomizar de olor y sabor
son el uno para el otro…
Y se produce la metamorfosis del amor.


María Sánchez/ marzo 2017
reservados los derechos

Renglones torcidos...


El tiempo vuelve a cada segundo
intentando pisar los pasos andados de un destino.
Cuando traspasa el himen del amor,
los sentimientos se condensan
y brota el néctar dulce que aflora
por los poros de mi piel.
Mientras, la vida da vueltas
alrededor del mundo...
Yo camino por renglones torcidos.
M. Sanchez/2017

Reservados los deechos

domingo, 5 de marzo de 2017

A veces...




A veces,
me gustaría saltar al vacío
y comprometerme con el demonio
para probar un poco del licor de tu boca,
saltar al poniente  para colgar del limbo,
que a veces, tropieza con mi ropa.

A veces,
me refugio en el frio de otro cuerpo,
lo abrazo como un guerrero a su armadura,
los gases de mi cuerpo
se desprenden sin ataduras
cuando fluyen los deseos
y el paréntesis de un verso
se hace eco difuminado
entre acantilados y rocas.
Y… muero en la arena,
simplemente, como una ola.


Mari@ Sánchez/ 2017

martes, 28 de febrero de 2017

YO TE QUERIA...


Saboreando un whisky o un café,
ese aroma que entre carcajadas
llora, ríe, bosteza o te roba una lágrima
y me duermo soñándote
en cada suspiro, en cada flor.

Porque yo te quería,
bebí el licor que rebosaban tus labios
para convertirlo en amor firme y divino
materializado en cuerpo y alma,
y  todo quedo en las ruinas de este corazón,
envejecido en el espacio y el tiempo.

Tú, desnudaste mi cama
emborrachada de connotativas escenas,
arruinaste el placer que dan los sueños
y quedaron escondidos entre sabanas
para construir el silencio eterno,
aquel que no tiene edad
y queda envejecido en el espacio y el tiempo.


María Sánchez/ febrero 2017
Reservados los derechos